Los cartones para bebidas o briks representan un 4% del total de de los residuos domesticos

Es una cifra creciente que puede generar serios problemas medioambientales. Los briks que separamos en el uso doméstico y posteriormente reciclamos se utilizan para  fabricar bolsas de papel, papel de cocina, cartones para huevos, papel higiénico, etc.  Todos los briks deben depositarse  en el contenedor amarillo y esto incluye briks de leche, nata, batidos, zumos, caldos, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *